Hasta luego, Lucas

George Lucas se pira, dice. ¿Lo echaremos de menos?

El director de “American Graffitti”, “THX1138” y una ‘space-opera’ que se vino arriba y se convirtió en legendaria primero, y en decadente décadas más tarde, está a punto de dejar el “negocio del cine”. Al parecer, esta decisión viene motivada por el escaso éxito obtenido al intentar conseguir el respaldo de algún productor importante para su nueva película “Red Tails”, en la que contará la historia de los legendarios Aviadores de Tuskegee.

“I’m retiring. I’m moving away from the business, from the company, from all this kind of stuff.” Ha confesado en una entrevista con Bryan Curtis, redactor de The New York Times. Por lo publicado en el diario neoyorquino, Lucas intentó presentar la película a ejecutivos de los principales estudios de Hollywood, quienes no le ofrecieron el apoyo esperado, llegando algunos incluso a no presentarse a la proyección. Esto parece haber sido más de lo que el propietario del Skywalker Ranch era capaz de soportar, y lo que le ha llevado a tomar la decisión de abandonar el cine “comercial”. Su deseo ahora mismo es dedicarse a dirigir y producir películas experimentales, al estilo de lo que hacía en los setenta, cuando era sólo un estudiante de cinematografía en la Universidad del Sur de California. Digo “ahora mismo” porque con una primera versión del guión de “Indiana Jones 5” (No, no es broma) en marcha, es probable que si el proyecto recibiera luz verde, el director-productor californiano, no estuviese retirado mucho tiempo.

Se me han quedado los ojos, como huevos de paloma. ¡Que chafe, tú!
Se me han quedado los ojos, como huevos de paloma. ¡Que chafe, tú!
La decisión de Lucas ha provocado reacciones de todo tipo entre la muchachada. Desde los que consideran que este es una más de las señales que auguran en fin del mundo tal como lo conocemos en 2012, hasta los que han aprovechado para abrir aquella botella de Möet Chandon que compraron cuando estuvieron de Erasmus a Francia. Y es que si algo ha caracterizado a “Yorch” en los últimos tiempos ha sido la controversia generada en torno a la sobreexplotación de su galáctica franquicia, que ha acabado agotando a muchos fans, entre los que me cuento. ¿Es motivo suficiente para alegrarse por esta noticia? Yo opino que no. Aunque estemos cansados de ver jedis, wookies, siths y tie fighters por todas partes (juro haber visto una esponja de baño con la forma del casco de Vader), negarle el pan y la sal a uno de los más influyentes realizadores de los últimos 40 años, me parece enormemente cruel. No discutiré con nadie sobre la calidad de las últimas películas protagonizadas por el clan Skywalker (y el completamente asesinable Jar Jar Binks), me parecen tres bodrios bastante insufribles, a excepción de momentos puntuales de “La Venganza de los Sith”. Tampoco discutiré sobre la calidad de las intentonas de expandir el universo al mundillo de los videojuegos, que han pasado en su mayoría con más pena que gloria por consolas y pc. Ni siquiera comentaré algo sobre aquel lamentable capítulo especial de Navidad que…bueno, de ese sí que comentaré algo, aunque no lo haré hoy, pues tendría que hacerlo en la lengua de Mordor, que no hablaré aquí. Lo que sí discutiré es que aquél 25 de Mayo del 77, nació un fenómeno que ha dejado una impronta imborrable en la sociedad, y que aquel proyecto lo levantó el hombre que hoy dice querer abandonar. Sólo por esto ya merece todo nuestro respeto, pero aún hay más.
Nuevos diálogos para las escenas clave nos esperan en la nueva remasterización en Blu-Ray…
Nuevos diálogos para las escenas clave nos esperan en la nueva remasterización en Blu-Ray…
Este es el mismo director de una película no tan conocida como las que lo catapultaron al Olimpo de Hollywood, pero muy muy estimable. Se trata de “THX1138”, protagonizada por el inconmensurable Robert Duvall. Esta película nos muestra un futuro (¿distópico?) en el que la sociedad vive continuamente subyugada por un estado que convierte a sus ciudadanos en hormigas trabajadoras y en el que el control de natalidad se realiza mediante el alegre proceso de endrogar a la juventú con píldoras anticonceptivas a chorro mientras que se les prohíbe el “sepso” so pena de ser apresados y apaleados por la policía. Para remate, cuando a los jóvenes les da la calentura, la solución pasa por meterse en una cabina-confesionario en la que, mirando una foto gigante del rostro de Jesucristopher © pueden hablar de sus inquietudes con la autoridad. Lo que decía…¿distópico?. Pues eso.
Podría extenderme también sobre las muchas cualidades de “American Graffiti”, sus dos Globos de Oro y cinco nominaciones al Oscar, y del retrato de la juventud americana de finales de los años 50 que pinta magistralmente en las casi dos horas que dura. No lo haré. Lo mejor que puedo hacer es recomendárosla a todos y esperar que la disfrutéis como hice yo en su día (muérete de envidia, “Grease”). A lo que voy es a que Lucas, aun siendo un director muy poco prolijo, es un tipo con un talento que no creo que se pueda discutir, y que le llevó a trabajar con otros grandes como Spielberg o a que un cualquiera llamado Coppola produjese dos de sus películas. También tuvo películas criticables. Tres, a razón de una por cada episodio de su “nueva trilogía”. En ellas puede verse como, si bien no ha perdido la habilidad para mostrarnos un entorno visual muy potente (antes de que Cameron intentase deslumbrarnos con “Pocahontas meets Los Pitufos”, él ya había rodado tres películas casi totalmente en CGI), su frescura para desarrollar un argumento y mostrarnos una historia interesante ha menguado con el tiempo. Quizá se perdió entre tanto efecto especial, o quizá sea que tras tantos años de rentabilizar su mayor éxito, perdió el pulso de sólido cineasta que había mostrado en sus principios. Dicen las malas lenguas que ha dirigido un número importante de escenas de su nueva película como productor, aunque al final las haya firmado otro. Así que habrá que estar atentos si vamos a ver “Red Tails”, no sea que aquel buen contador de historias reaparezca para nuestra (grata) sorpresa. Se estrena en Enero en EEUU, estaré pendiente de su fecha de estreno en España para aquellos interesados.
Poster promocional de "Red Tails"
Poster promocional de "Red Tails" (click para agrandar)

Llegados a este punto, si alguien me pregunta si me alegro (o no) de que George Lucas abandone el negocio, le contestaré que más que elegir entre si celebramos que se marche, o lo lamentamos, deberíamos hablar de lo que este tipo nos ha aportado a aquellos que disfrutamos del cine, y si de lamentar se trata, que sea no haber podido disfrutar más de su talento. Mientras tanto, y por si acaso, solo me queda decirle…Hasta luego, Lucas.

¡Guao!, he conseguido hacer este artículo de sin decir “Star Wars” ni una vez. Oh, wait!.Bueno pues ya puestos…¡Jehová!

Fuente: The New York Times

Filmografía Completa de George Lucas en IMDB

Anuncios

2 pensamientos en “Hasta luego, Lucas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s